¡FELIZ AÑO NUEVO 2017! Mensaje de Profesionales Amigos

Estimados Amigos,

Reciban un saludo de paz y esperanza.

¡Qué año el que ha terminado! Es posible que el largo 2016 dure más que lo que indica el calendario gregoriano. Tantas convulsiones políticas en todo el mundo, la tragedia en Siria que nos duele a todos, la situación en Turquía, en Palestina y en otras tantas partes del medio oriente que nos es tan lejano. En nuestro país, tampoco escampó: un proceso de paz turbulento, que nos dejó a todos con el corazón acelerado, en una montaña rusa emocional que nos pidió lo mejor de nosotros para entender y actuar adecuadamente.

La lista podría continuar indefinidamente si nos detenemos en los órdenes geopolíticos, macroeconómicos, sociales, culturales y aquellos que se plasman y reproducen en nuestra vida cotidiana, en el estudio, el trabajo y la vida familiar. Pienso en todo el cuerpo de voluntarios profesionales que han estado detrás de todos estos acontecimientos de este turbulento año: los médicos sin fronteras, las organizaciones de la sociedad civil manifestándose y aportando como queriendo sostener con la mera esperanza algo que parecía írsenos entre las manos. Las mamás, tantas mamás, tantas mujeres sosteniendo el mundo en guerra, curando, cuidando auxiliando. La iglesia en lo profundo de las geografías dando testimonio de la obstinada esperanza, y en fin, todos ustedes anhelando, actuando, esperando. Pienso en que hay Profesionales Amigos sosteniendo el mundo y haciéndolo girar y que nosotros somos tan sólo una expresión local de todo esto.

El 2016 fue un tiempo de configuración para Profesionales Amigos, construcción que se levantaba de alguna manera frente a nuestros ojos. De ensayo y error. Las letras, el arte, las ciencias, la técnica, las humanidades, todas esas formas de la experiencia humana que ustedes representan nos llevó en más de ocho oportunidades al llano profundo a encontrarnos, interpretar, acompañar e inspirar.

Este año que comienza, nos recibe con un gran reto: hacer que todo esto dure. Hemos estado pensando y pensando cómo seguir actuando el pensamiento, cómo continuar pensando la acción, cómo consumar en realizaciones concretas tantos proyectos que se encuentran expectantes, ansiosos de inscribirse en el tiempo y el espacio. Los podemos llamar casas, agua, material didáctico, comida, y tal vez podemos imaginarlos como si existieran, con esa magia que reviste la fantasía que es capaz de crear dos veces: una en la mente y otra en la tierra. Los podemos llamar también justicia, en el sentido en que actualizan el pasado que no ha sido todavía en un futuro que lo redime, un futuro que es ahora.

Nos queda entonces la tarea de la esperanza activa, de la ilusión correcta, del sueño despierto y de la voluntad que dura. Seguiremos dando forma en el 2017 a esto que hemos venido llamando Profesionales Amigos, que no es otra cosa que todos ustedes, sus pensamientos y acciones. Reciban de parte mía, de parte de todos los tajamonae que se han comunicado conmigo y seguramente con varios de ustedes para desearles feliz año, y de parte de todos los que los guardan en sus corazones, un saludo de inmensa gratitud por este año tan exigente.

Sus vidas e ilusiones son el combustible de Profesionales Amigos. Que el 2017 sea un tiempo y un espacio para seguir combinando el pensamiento con la acción.

Con inmenso cariño,

Alvaro